Tu vida se ha puesto patas arriba de la noche a la mañana. Ahora te mueves entre pañales, besos, noches sin dormir, llantos, caricias, ropa sucia, olores nuevos, pechos fuera, biberones, cansancio extremo, visitas de familiares, papeleos… y AMOR, mucho AMOR. 

Te propongo un paréntesis en la vorágine del postparto más inmediato. Detente. Respira. Disfruta de la sesión de fotos. 

Tu bebé cambia a una velocidad de vértigo, no dejes parar la oportunidad de conservar este momento para siempre. 

SOY TU FOTÓGRAFA.

 

QUIERO QUE SEPAS

Hace 9 años que me dedico a la fotografía newborn o de recién nacido y mi estilo, como todo en la vida, ha ido evolucionando. Cuando empecé disfrutaba metiendo a los bebés en cubitos y poniéndoles gorritos con orejitas… Era lo que me habían enseñado y la verdad es que se me daba muy bien.

Pero hace un tiempo hice un ejercicio de empatía con los bebés que vienen a mi estudio, y me cuestioné a mi misma si éstas eran las fotos que a mi me gustaría tener. Lo tuve claro, con todo el dolor de mi corazón, tomé una decisión: NO MÁS BEBÉS FLOREROS dentro de cubos ni poses extrañas. 

Así pues, con el tiempo, he ido dejando a un lado los atrezzos y las poses complicadas para centrarme en el verdadero protagonista, tu bebé, y cómo no, los hermanitos mayores si los hay. 

En mis fotos verás, bebés con alguna envoltura, algún gorrito sencillo o algún peluchito diminuto, y muchas manos que sostienen, brazos que abrazan y labios que besan. Mucha conexión y amor.

 

Preguntas frecuentes

Mi recomendación es hacer la sesión de tu bebé recién nacido dentro de los 10-15 primeros días de vida del bebé, sobretodo para que puedas recordarlo tal y como era, porque en cuestión de una semana cambian una barbaridad. Además, duermen mucho más profundamente, son más manejables y todos, bebé incluído, disfrutamos más. 

Por eso, y para asegurarte disponibilidad, es muy conveniente reservar antes de que nazca, durante el tercer trimestre de tu embarazo. 

Todo esto no quiere decir que no podamos hacer fotos preciosas a tu bebé pasados los 15 días, todo lo contrario, pero es posible que sean fotos diferentes, con el bebé despierto y sin posar…

Las sesiones pueden llevarse a cabo:

  • En mi estudio, el cual está perfectamente acondicionado para ello.
  • En el mismo hospital para un tipo de fotografía más documental.
  • En vuestra casa para mayor comodidad vuestra o de los hermanitos mayores si los hay. No olvidemos que ellos son los otros protagonistas. 

Antes de la sesión, te asesoraré bien a cerca del vestuario para ti y lo tuyos. Hablaremos también a cerca de otras recomendaciones para que la sesión salga rodada. Lo tendrás por escrito en el momento de la contratación.

Los bebés, como personas que son, se merecen el máximo RESPETO. Ellos marcan el ritmo de la sesión siempre. Pararemos las veces que haga falta para comer, pipís, cacas o cualquier malestar. Por eso las sesiones son más largas de lo habitual. Los tiempos son aproximados. En este tipo de sesiones no miramos el reloj, pues los bebés son impredecibles… Aún así, me atrevo a decir que con mis conocimientos y habilidad (son muchos bebés a los que he dormido), muy pocos bebés se resisten. Y si a pesar de todo no duermen, haremos fotos con el bebé despierto, no hay mayor problema.

Por otra parte, podemos detenernos a observar, charlar, tomar un café si los papás también necesitáis parar y coger aire. La emoción está servida. 

Como has leído más arriba, los tiempos son aproximados. Si contratas una sesión para tu bebé recién nacido, me reservo toda la mañana para ti. Sin prisa. 

Pero si realmente te preocupan los tiempos, puedo decirte que solemos dedicar dos horas/dos horas y media a cada sesión, a veces más, a veces menos. 

La sesión es para un único núcleo familiar formado por papás, mamás, bebé y hermanitos mayores si los hay. Los abuelos también son bienvenidos.

Los hermanitos mayores deben participar, pues son los otros protagonistas. Debes saber que estas sesiones se realizan por la mañana entre semana. La mayoría de familias no llevan a los mayores al cole ese día o van más tarde. 

En caso de que participen hermanitos, empezaremos primero por las fotos familiares, así los hermanos podrán irse a jugar o al cole y podremos terminar tranquilamente con el bebé solito.

La inversión para tener tu recuerdo de tu bebé recién nacido de 350€. Para formalizar la reserva hay que abonar 50€ por adelantado. El resto se paga el mismo día de la sesión mediante bizum o efectivo. 

No puedo decirte por adelantado cuantas fotos voy a entregarte. Se entregarán, en formato digital y a máxima calidad, todas las fotografías que hagan falta para contar vuestro pedacito de historia. Si lo que te importa es el número de fotos, en las sesiones de recién nacido suelo necesitar un mínimo de 30 fotos para contar cada historia.

Puedes completar tu reportaje con un precioso álbum de fotos a partir de 130€. Si contratas la sesión de embarazo y también la del bebé, yo te regalo el álbum.

Después de la sesión, recibirás en el plazo de 10 días una galería de fotos cuidadosamente trabajadas, para que puedas descargar las imágenes cómodamente desde casa.  

Todas las sesiones se pueden adquirir en formato bono regalo, para sorprender a quien tu quieras. Los bonos regalo deben dejarse abonados en su totalidad en el momento de la compra. 

¿QUIERES TU SESIÓN? ESCRÍBEME