Hola soy Aina

Soy fotógrafa de familia. Y soy mamá.

No te voy a decir que siempre tuve claro que quería dedicarme a la fotografía, que la fotografía es mi gran pasión ni topicazos por el estilo.

Sólo quiero contarte algo personal:

DE MIEDOS Y RISAS VA LA HISTORIA

El invierno pasado, mi marido organizó un viaje a la nieve. Aunque no soy una entusiasta de los deportes de invierno y, de hecho, tengo un miedo persistente al esquí, accedí a acompañarlos con la condición de que yo disfrutaría de las vacaciones de otra manera mientras ellos hacían el cabra por las pistas.

Me acurruqué pues con una manta y un libro que llevaba a medias en un rincón de la cafetería pero no lograba concentrarme. Observaba a los niños, mientras aprendían a esquiar. En un momento de lucidez, decidí que quería formar parte de esos recuerdos de mis hijos, superar mis miedos y compartir (lo de disfrutar aún no lo veía claro) la experiencia junto a ellos.

Después de una breve lección para refrescar lo que creía que había olvidado sobre el esquí, me uní a mi familia en la pista. Aunque me temblaban las piernas más que un flan, la risa y el apoyo de mi familia me dieron la valentía para continuar. Pronto, me di cuenta de que el esquí no era tan aterrador como pensaba.

Al final del día, mientras cenábamos, mis hijos me dijeron que había sido uno de los mejores día de su vida y eso fue mi mayor recompensa. Aquel viaje de esquí, se convirtió en una inolvidable aventura familiar, recordándome que a veces vale la pena enfrentar nuestros miedos para crear momentos especiales con quien amamos.

¿Y QUÉ TIENE QUE VER ESTO CON LA FOTOGRAFÍA DE FAMILIA?

Pues diría que todo

La vida va de esto. Nuestra historia está formada por pequeños relatos que merecen ser contados y recordados. Y mis sesiones de fotos son así: pequeños relatos que contaremos a través de imágenes. 

Imágenes para poder recordar, porque como siempre digo, recordar es vivir dos veces. 

¡Ojalá tuviéramos fotos de familia que no fueran selfies mal hechos de nuestra aventura en la nieve!

 

Si me contratas…

Si me contratas tendrás en pocos días una preciosa galería de imágenes que contarán una historia. La historia de tu familia. Y lo haremos bonito, te lo prometo.

 

Si me contratas, la empatía está servida. Soy madre y entiendo la falta de sueño, la carga mental a la que estamos sometidas, los bailes de hormonas, los cambios en nuestro cuerpo, el agotamiento, los juicios constantes… Conmigo estarás en un entorno seguro, incluso podrás echarte una cabezadita si lo necesitas.

 

Si me contratas, los niños van a pasárselo bien. En las sesiones jugamos, bailamos, reimos y lloramos si hace falta. El cantajuegos está a punto de convertirse en mi playlist favorita…

 

Si me contratas, debes saber que en las sesiones no forzamos nada. El RESPETO al niño es mi máxima. No obligaremos a los niños a sonreir si no quieren, ni siquiera a mirar a cámara. Dejemos a los niños ser niños…

 

Quiero contar 

tu historia

Cuéntame, ¿en qué momento de la vida estás?

 

 

MI ESTUDIO ES TU CASA

El lugar donde se crea la magia.

Un estudio acogedor. Pensado para que te sientas como en casa. Donde damos rienda suelta a la imaginación. Donde las cosas fluyen. Sin prisa. Pero con alma. 

Equipado con cambiador, pañales, toallitas y todo lo que necesites para tu bebé. Un sofá donde esperar, observar y disfrutar. Un cómodo sillón para darle de mamar. Zona de juegos, para los hermanos mayores.

Zona relax, con café, infusión o té. 

Siempre la temperatura adecuada, y necesaria para que los más pequeños estén a gusto aunque no lleven ropita.

Un estudio pensado para contar historias, crear recuerdos y detener el tiempo. 

Bienvendida, estás en tu casa

garantía y empatía

I AM A MOTHER TOO

Tanto la teoría como la práctica me han llevado a especializarme en fotografía de familia en general y en la fotografía de recién nacidos en particular. Como profesional, cuido de cada detalle. Con amor y delicadeza. Con un trato cercano. Tanto para los peques como para sus padres. Como mamá (por partida doble) entiendo a la perfección el sentimiento de una madre en su postparto más inmediato.

La empatía está servida.

RESPONSABILIDAD

MUCHA FORMACIÓN

MUCHO APRENDIZAJE

TRECE AÑOS DE EXPERIENCIA, COMO FOTÓGRAFA

NUEVE AÑOS COMO MADRE

Y hablando de empatía, una cosa te quiero pedir.

Si un día me retraso en la entrega, porque hay otra prioridad, o si en casa me requieren,

y no me puedo organizar, recuerda que también soy mamá.

Como tú. Sé que me entenderás.

LA MEJOR EXPERIENCIA

Porque quiero que vuelvas.

Porque los materiales que entrego son de primera calidad.

Sin chapuzas. Sin trabajos a medias. Cuidando los detalles

de la entrega y la edición de las fotografías.

Porque muchos de los productos se terminan de forma artesanal.

Porque cada cliente es especial, y así lo hago sentir en mis sesiones.

Porque quiero que te emociones.

Porque quiero que revivas.

Porque quiero que vuelvas.